Xel – Ha Una Maravilla Natural

En Cancún no solo se puede disfrutar de sus playas, también existen una gran cantidad de opciones para pasar unas vacaciones inolvidables.

Xel –Ha es un parque de agua natural ubicado a solo 90 minutos en auto desde Cancún.

Allí podemos hacer una gran cantidad de actividades diferentes relacionadas al agua.

Los mejicanos lo llaman Maravilla Natural, porque esta construido íntegramente sobre escenarios naturales donde el mar se junta con el río, creando paisajes únicos.

Es un programa all inclusive y como el parque es tan grande, conviene ir bien temprano y desayunar ahí.

Desde que Catalina mi hija vive aquí, fuimos varias veces a Xel–ha.

Lo primero que hay que hacer es dejar las cosas en un locker ya que estamos todo el día en traje de baño porque todas las actividades son de agua. Y después hay que sacar el equipo de snorkel.

Uno de los recorridos aconsejados es el paseo en bicicleta por un sendero lindísimo con mucha vegetación que nos lleva hasta la entrada del río. Allí hay unas ruedas inflables que te permiten bajar el rio conociendo y disfrutando uno de los lugares más pintorescos y únicos del parque.

El rio tiene varias paradas obligatorias y para todos los gustos. Si te gusta un poco de adrenalina, no podes dejar de parar en el salto de la Piedra del valor, donde desde varios metros de altura saltas hacia las aguas turquesas, es muy divertido parar ahí porque hay mucha gente que piensa que es fácil hacerlo y cuando llegan al borde se achican y no se animan, mientras abajo los espera su familia alentándolos.

Durante todo el recorrido podes bajarte de las ruedas e ir haciendo snorkel disfrutando de los miles de peces de colores que están a lo largo del recorrido.

Más adelante hay otra parada muy divertida donde hay unas cuerdas que te subís y tratas de caminar haciendo equilibrio.

Luego de una mañana agitada almorzamos en uno de los 4 restaurantes del parque para después cruzar el río por el puente flotante e ir a los senderos interpretativos, los cenotes naturales y finalmente a hacer snorkel o seatrek en un acuario natural con infinidad de peces de distintas formas y colores

Finalmente después de tanta diversión lo mejor es ir al Faro a tirarse en una hamaca, relajarse y disfrutar de un atardecer observando uno de los paisajes más lindos de la Riviera Maya.

Be Sociable, Share!