Tag Archives: Tetra chapelco

El Tetra Chapelco 30 ediciones después

La carrera combinada con mas historia de Argentina

 Si en Agosto de 1987, después de finalizar el 1er Tetra Chapelco, me hubiesen dicho que en Agosto del 2016 iba a estar corriendo la edición número 30, seguramente hubiera dicho “Imposible” y tampoco me hubiera imaginado que el Tetra iba a ser la carrera de aventura con más historia en Argentina y en Sudamérica.

Mirar estas imágenes me emociona hasta las lágrimas, ser parte de esta gran historia es una sensación que es difícil expresarla con palabras. Continue reading El Tetra Chapelco 30 ediciones después

1987-2011.Tetra Chapelco. Que buena carrera! 25 años no son nada!

El año pasado, cuando se largó el Tetra, escribí una nota contando lo que significaba para mí esta mítica carrera y el éste sábado tuve la enorme alegría de poder participar en la edición número 25.

Éste era un Tetra muy especial para mí y para los que tuvimos esa enorme suerte de participar en la primera edición!!

Gaby Azcarate nos propuso armar el equipo “25 Aniversario” en posta a 4 de los que corrimos el primer Tetra. Nos pareció una muy buena idea y armamos el equipo de la siguiente forma: Luis Vera, en ski, Horacio Kreitman (quien corrió con sólo 15 años la primera edición y salió 3ro) en bici, Tommy Petersen y yo en remo y los 4 juntos hicimos el running.

Fue una experiencia increíble desde el mismo momento en que formamos el equipo. Los cuatro teníamos en claro que el objetivo era homenajear el primer Tetra y a todos los que lo habían corrido.

Desde que llegue a San Martín de los Andes, fue imposible dejar de comparar el primer Tetra con éste. Cuando llegamos en 1987 no teníamos ni idea como iba a ser la carrera, viajamos sólo con nuestra ropa y todos los equipos, esquíes, bicis y kayak, los proveía la organización. Jamás habíamos corrido ni pedaleado en la montaña y nunca habíamos hecho una carrera combinada con estas disciplinas.

El miércoles, ya desde la ruta, se veían los autos y las camionetas cargadas con todos los elementos, lo que reflejaba la cantidad de corredores que participaban de una de las carreras de aventura más antiguas y emblemáticas del país.

Mientras viajábamos en la ruta con Horacio recordábamos anécdotas de los primeros Tetras. En esa época no existía la ropa térmica y en la segunda edición el clima fue terrible. Había nevado casi toda la semana. Largamos en ski y, a diferencia del primero, teníamos que dejar los esquíes bastante más arriba que en el Tetra anterior; después corrimos hasta el Hotel Sol (donde estábamos todos hospedados) y allí empezaba la bici por el circuito largo de Arrayanes, un tramo del camino de bajada hasta tomar el camino a Quila-Quina, para llegar a la playa y hacer el tramo final en el kayak hasta San Martín. El tramo de la bici era realmente imposible de pedalear por la cantidad de nieve que había y sumado al frio, hizo que varios corredores abandonaran, entre ellos Horacio, que estaba con pantalones cortos y una remera de algodón. Claro, hoy en día la ropa ocupa un lugar importante en el planeamiento de la carrera. En esos primeros años la única opción era remeras de algodón y camperas de ski, corríamos hasta con los guantes de ski en la bici!!!

Pero bueno vayamos a lo que fue esta lindísima experiencia!!!

Una de las cosas que más me divirtió fue poder ver la carrera desde el inicio. La largada fue Impactante!! Mas de 400 corredores con sus skis al hombro, una verdadera fiesta deportiva!!

 Cuando uno participa vive su propia carrera, pero cuando corres en posta tiene el agregado que vas viendo cómo llegan los primeros, la emoción, la adrenalina, cómo van las posiciones, cómo se cambian de rápido.

Luisito hizo muy bien su tramo de ski, llegó antes de lo que pensábamos. Nos abrazamos de alegría de haber cumplido la primera etapa y salió Horacio en su bici. El resto del equipo, salimos hacia el lago en el auto, pero antes paramos en Arrayanes para verlo pasar a Horacio, alentarlo y por supuesto también a todos los que iban pasando por ahí. En ese momento no pude dejar de pensar en mis incondicionales amigas de San Martin de los Andes: Ceci Evia, Vero Blousson, Kitty Petersen, Marieta Bosch que todos los años nos iban siguiendo y esperando en los lugares claves para alentarnos y eran las encargadas de llevar a también a mis hijas Cata y Angie que estaban ahí paraditas bajo el frío gritando “Vamos mamiiiii!!!!!!”.

Llegamos al lago, nos preparamos con la ropa para el kayak y no podíamos creer el viento que había, cosa que iba a complicar a muchos corredores. Por suerte habíamos decidido remar en un kayak doble, que es más estable que uno simple. Mientras esperábamos a Horacio, Luisito nos contó su experiencia en la etapa de ski y lo duras que habían sido las trepadas.

Empezaron a llegar los primeros corredores, que con una velocidad increíble, se cambiaban y metían en ese lago maravilloso pero con muchas olas. Las primeras noticias de botes tumbados nos hicieron poner un poco nerviosos, por lo que decidimos tomarnos con calma la remada porque nuestro objetivo era solamente dar la vuelta y llegar.

Llegó Horacio con un muy buen tiempo en la bici y entre los cuatro arrimamos el kayak a la orilla del lago para arrancar la próxima etapa. Esa caminata fue muy emocionante ya que vinieron muchos a felicitarnos y alentarnos y seguramente varios quedaron sorprendidos de lo bien que estábamos ubicados en ese momento.

Que dura estuvo la remada!!!! Las olas que eran muy grandes y por momentos venían de costado lo que hacía difícil mantener el kayak balanceado. Nos cruzamos con los primeros que venían muy concentrados por las olas. Había varios kayaks dados vuelta y muchos en la orilla con los corredores sacándole el agua. 50 corredores tuvieron que abandonar la carrera en esta etapa por haberse dado vuelta ya que agua del lago Lacar es helada en invierno.

Por suerte pudimos completar la remada. Luis y Horacio estaban en la costa esperándonos, listos para salir todos juntos a correr. Qué felices estábamos de empezar esta etapa!!! Ahora sólo restaba el running y ya estábamos tranquilos que íbamos a llegar.

Fueron 15,5 kilómetros increíbles!! El recorrido fue espectacular por senderitos llenos de nieve, pampas lindísimas rodeadas por la cordillera de los Andes toda nevada, subidas y bajadas muy pronunciadas.Podría decir que de los 9 Tetras que corrí fue el circuito más lindo!! Nos divertimos muchísimo en esta etapa, íbamos cantando, riéndonos, dándonos manija, saludando y todos los que nos pasaban nos felicitaban. La pasamos tan bien que cuando nos dijeron que faltaban 2 kms para llegar no lo podíamos creer! Llegamos a las calles del pueblo y estaba el móvil de FM de la Montaña, mítica radio de San Martín de los Andes, que desde el primer Tetra transmite la carrera durante todo el recorrido. Se acercaron con su camioneta a saludarnos y cuando el locutor dijo que veníamos muy cansados, los 4 gritamos “NOOOOO estamos cansados, estamos bárbaro!! Jajajaja!!” .

Veíamos el arco de llegada a unas cuadras y ya la emoción nos empezó a invadir, la garganta se nos empezó a cerrar y ya no podíamos cantar más! Llegar a la meta los 4 tomados de la mano fue indescriptible!!! Cuanta emoción!!! Después de tantos años poder estar ahí nuevamente era un regalo de Dios!!

 Abrazos, lágrimas, felicitaciones, más lágrimas, pura emoción, no sólo de nuestro equipo sino también de toda la gente que estaba esperándonos en la llegada!!! Infaltables, todos los chicos de Puentes de Luz, que a pesar del frío nos estaban esperando en la llegada, muchas gracias a todos!!!

Con mucho orgullo, este año corrimos los 4 con el número 25, representando las 25 ediciones del Tetratlón de Chapelco. Ya estamos haciendo planes para volver el año que viene a vestirnos la camiseta número 26!

Fotos: Mariano Paz

Ver Nota Mis recuerdos de los Tetras  http://www.virginiaelizalde.com/se-esta-corriendo-el-tetra-de-chapelco-cuantos-recuerdos/