Pablo Robledo – Un ejemplo de vida

Pablo Robledo es un excelente deportista que perdió su pierna derecha a los 15 años en un accidente de moto.

Su fuerza interior, su voluntad de hierro y su gran pasión por los deportes y la montaña, hicieron que Pablo encare su nueva vida aceptando mejor que nadie lo que le había pasado.

Buscó la forma de poder continuar haciendo la vida que más le gustaba y es así como hoy se convirtió no sólo en uno de los mejores corredores de aventura del país, sino también en guía de rafting, profesor de skí y profesor de skí adaptado para personas con capacidades diferentes, además de practicar escalada, mountain bike, trekking, y muchos deportes más.

Pablo es uno de los pilares dePuentes de Luz, (ver nota un ejemplo de superación) asociación de chicos discapacitados de San Martín de los Andes de la cual soy madrina y en su afán por ayudar y por demostrar que todo es posible, decidió en la primera edición de “Un Volcán de Superación”, hacer 4 cumbres en 4 días consecutivos.

Generalmente el Volcán Lanín se sube en 2 días, el primer día se llega hasta el refugio Bim a 2.300 mts de altura, allí se descansa y a la madrugada siguiente se encara la cumbre y se vuelve al refugio, para esa tarde o al día siguiente bajar hasta la base.

La hazaña de Pablo y del grupo de 8 deportistas que lo acompañaron fue así: a las 4 de la mañana emprendían la subida desde la base, a las 12 hs llegaban a la cumbre y a las 16 hs volvían a la base. Esto lo hicieron durante 4 días seguidos.

Este año para la segunda edición de “Un Volcán de Superación”, Pablo decidió unir la costa del lago Lacar en San Martín de los Andes con la base del Volcán Lanín, para allí encontrarse con el grupo de chicos discapacitados e intentar hacer cumbre. Esta travesía de 150 kms fue haciendo trekking, mountain bike y kayak durante 48 horas seguidas casi sin descanso. Todo para ayudar a juntar fondos destinados a construir el tan soñado centro de día.

                                                   

Tuve la suerte de compartir con Pablo sus 2 hazañas en el Lanín y les puedo asegurar que nunca conocí a un deportista como Pablo, siempre con una sonrisa, nunca se quejó de nada a pesar que con las horas su prótesis seguramente le hacía doler, siempre alentando a los otros y feliz con lo que estaba haciendo, ayudando a cumplir el sueño de Puentes de Luz, para que muchos chicos con capacidades diferentes puedan tener una vida mejor.

Sus próximos desafíos son correr como todos los años el Tetratlón de Chapelco, la maratón de skí de fondo de Ushuaia. Pero su máximo desafío será cuando represente a la Argentina en la disciplina ski de fondo en los próximos juegos paraolímpicos de invierno de Rusia en 2014.

Así es Pablo, una persona maravillosa, un ejemplo de deportista, un ejemplo de solidaridad, una persona como muchas otras, que el destino no logró hacerlo caer, porque el desafió al destino y logra vencerlo en cada paso, demostrando que el corazón es más fuerte que la razón y que la bondad y el esfuerzo pueden más que cualquier montaña.

Be Sociable, Share!