¡Mi hija es una adolescente! ¿Qué hago?

Antes que nada quiero decirles a todas las madres que tengan una hija mayor entrando en la adolescencia que no se preocupen que esto dura solamente un par de años. ¡Jaja!!! ¿Qué buen consuelo, no??? Pero es así.

De un día para el otro y sin saber por qué, pasamos de ser las mamás ídolas, las mejores del mundo, las que les damos todos los consejos y tenemos todas las respuestas a sus preguntas, sus mamitas queridas hasta el cielo, etc., etc., a ser las que no sabemos nada, no entendemos nada, a ser de otra generación, a ser las más hinchas y pesadas y a irritarlas con nuestra sola presencia.

Creo que nada de los que les pueda decir va a calmar sus ataques de pánico y estrés tratando de sobrevivir a las hijas adolescentes. Bueno… en realidad sí, y les voy a contar algunas cosas que a mí me sirvieron. La primera es saber que a todas las mamás nos pasa lo mismo, seamos mamás presentes o no, es toda una cuestión de crecimiento de nuestras hijas que necesitan pasar por esa etapa aterradora para nosotras. PACIENCIA, ¡mucha paciencia!

Esto algún día va a terminar y otra vez vamos a ser sus ídolas; mientras tanto tratemos de entenderlas todo lo que podamos y de explicarles todo lo que les queramos decir como si fueran adultas. Tratemos de acompañarlas en esta etapa estando cerca sin que ellas lo sientan.

Yo estoy segura que cuanto más una les dice que no, más van a querer hacerlo, por eso es necesario hablarles, explicarles que una quiere lo mejor para ellas y ponerles los límites que creamos convenientes, pero sin exagerar. Seguro que ellas se van a enojar ante los límites y estén preparadas porque eso pasa sí o sí, pero si ustedes lo creen necesario, ¡NO aflojen! Estoy convencida que la educación de los hijos tiene que ser equilibrada, ni todos no, ni todos sí.

Lo que nunca hay que permitirles es que nos hablen sin respeto, que nos humillen, que nos griten o insulten. Jamásssss!!!!!!!!!!!!!!!! Si permitimos eso estamos perdidas. Lo importante es demostrarles mucho amor, hacerles ver que estamos ahí para lo que necesiten, que las vamos a entender en sus problemas y que, si ellas quieren, tienen en nosotras alguien en quien confiar y charlar sobre sus dudas.

Be Sociable, Share!