Historias de carreras. Así viví el Desafío de los Volcanes


Cuando lo que parece inalcanzable se vuelve realidad

Correr una carrera de aventura de 500 kilómetros durante seis días, atravesando selvas, ríos, cascadas, lagos y volcanes, en las disciplinas de trekking, kayak, mountain bike, orientación y cuerdas, puede parecer un desafío inalcanzable. Sin embargo para los amantes de este tipo de desafíos, es una meta a alcanzar.

Después de haber corrido y finalizado dos Eco Challenge ( Patagonia 99 y Nueva Zelanda 2001) mi meta pendiente era El Desafío de los Volcanes.

Era una de las carreras mas duras y difíciles de América y del mundo. A diferencia de la Eco Challenge, esta era una carrera con asistencia, o sea que a lo largo de todo el recorrido, los equipos se iban juntando en los Puestos de control con su equipo de asistencia quienes les preparaban los materiales para las próximas disciplinas, rica comida y fundamentalmente darles todo lo necesario para que tengan un buen descanso y una buena atención.

Entre los deportistas sólo su nombre ya implicaba respeto y admiración hacia los que se animaban a participar. Era una carrera de equipos, formado por cuatro integrantes de los cuales al menos uno tenía que ser una mujer. Mi hija Angie siempre me insistía para que la corriéramos juntas, pero yo pensaba que era muy chica para este tipo de carreras, hasta que nos encontramos un día con José Vaccarezza, uno de los creadores de esta carrera junto con el Guri Aznares, y nos dijo “Virgi tenes que venir a correr el Desafío con Angie, armen un equipo madre- hija!” y me convenció que ya tenía edad para correrla. La largada era el día que yo cumplía 50 años y nada mejor que festejarlo de esa manera.

Tengo muchas anécdotas de lo que fue armar el equipo y empezar de cero a entrenarla a Angie y a su novio Pedro Podesta que jamás habían corrido una carrera de aventura. Fue una etapa muy divertida porque tuvieron que aprender casi todas las disciplinas, pero también a mentalizarse de lo que significaba correr una de estas carreras.

Lo invitamos a Esteban Hongui Bosch a que forme parte de nuestro equipo y que sea el navegador, ya que sabía mucho de montaña, era militar, ex entrenador de equipos comando, había corrido el Raid Galloise, o sea tenía un curriculum demasiado bueno para estar en nuestro equipo, pero se entusiasmo con la idea de correrlo y dar la vuelta para llegar.

La familia de Pedro y mis otras 2 hijas se ofrecieron para ser nuestra asistencia y también ellos tuvieron que aprender como funcionaba la logística de este tipo de carreras.

Finalmente formamos nuestro equipo “Banco Francés”. Éramos el único con dos integrantes femeninas y con una mujer como capitana, y era la primera vez en la historia de las carreras de aventuras que un equipo estaba formado por una madre y su hija.

Era la única carrera que unía dos países, Argentina y Chile en la Patagonia. Cada año se largaba del país del cual se había llegado el año anterior, o sea que ese año el turno era de Argentina. El recorrido era desde Junín de los Andes hasta Valdivia en Chile, muy cerca del Océano Pacífico.

La largada fue el domingo 30 de Enero y siempre había una largada simbólica con las camionetas de asistencia hasta el lugar de la largada. Ese año fue en la plaza de Junín de los Andes y allí fue donde me llevaron la torta con las velitas y me cantaron el Feliz Cumpleaños

Luego la caravana llego a orillas del Huechulaufquen, donde a las 16 hrs comenzó la cuenta regresiva, a la cual a cada numero anunciado se le iban sumando emociones, recuerdos de larguísimas horas de entrenamientos, de muchísimos sacrificios en pos de una mayor resistencia física, de un gran trabajo logístico y especialmente para mi hija Angie y para mi, la enorme emoción de un sueño que estaba a punto de concretarse: compartir juntas una carrera de aventura

Continuó la cuenta regresiva 3…..2…..1 LARGADA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

A orillas del lago Huechulaufquen, 160 corredores de Argentina, Chile, Brasil, Uruguay, Colombia, Venezuela, Nicaragua, Costa Rica, Estados Unidos, Canadá, emocionados hasta las lagrimas y sintiendo como la adrenalina corría por nuestros cuerpos, corríamos cargando nuestros botes hacia la orilla del lago para comenzar con la primera etapa del Desafío de los Volcanes.

Nos esperaban 60 kms de kayak, en un lago conocido por sus fuertes vientos y por sus olas que no dejaron de romper sobre nuestros cuerpos en casi todo el primer recorrido.

Fue una etapa muy dura, los botes se llenaban de agua por las olas y tuvimos que parar a vaciarlos y abrigarnos porque el frío era cada vez mas intenso.

Nuestro objetivo principal era terminar la carrera, por eso decidimos disfrutarla lo más posible y cuidarnos especialmente al principio para poder regularnos y no quemarnos en el comienzo.

Se hizo de noche y seguíamos remando, por suerte el fuerte viento había aflojado y ahora podíamos disfrutar más la remada

Habían pasado 7 horas desde la largada cuando Angie empezó a sentirse mal, como no quería perjudicar al equipo decidió no decir nada al principio pero llego un momento en que no pudo más.

A pesar de todo siguió remando como pudo hasta que a las 2 de la mañana finalmente llegamos al primer Puesto de control llamado PC con asistencia.

Carrera familiar si las hay fue esta, los padres de Pedro y su hermana junto con mis otras 2 hijas Catalina y Sol eran nuestra asistencia, y su recibimiento fue increíble!!!! La mesa puesta con mantel y todo, y un riquísimo arroz con pollo nos estaban esperando.

Angie no pudo comer nada porque tenia el estomago revuelto

Después de la riquísima comida y cambiarnos de ropa, a 1 hora de haber llegado, partimos hacia la segunda etapa, un largo trekking de supuestamente 10 horas, que para nosotros fueron 16 hrs. Fue la peor parte de la carrera ya que Angie se sentía muy mal, no podía comer o sea que no tenía casi ni fuerzas para seguir caminando, para peor no podíamos encontrar el buen sendero y nos metimos en un mallin intransitable donde nos hundíamos hasta los tobillos. Finalmente después de muchas horas y un par de paradas para ver si Angie se recuperaba, logramos llegar al último PC del trekking donde milagrosamente ella pudo vomitar y recuperarse rápidamente.

Nuestra carrera cambio radicalmente, estábamos contentos y relajados, porque es muy difícil ver que alguien de tu equipo se siente mal y que se lo obliga prácticamente a seguir esforzándose, especialmente si esa persona es una hija o una novia como en el caso de Pedro. La verdad que fue increíble como ella con sus solo 19 años se la “banco”, otro hubiese abandonado, sin embargo ella se esforzó y casi sin quejarse pudo estar caminando tantas horas sintiéndose mal y sin quejarse ni un minuto.

Gracias a Dios se recuperó y a partir de ese momento puedo decir que disfrutamos cada minuto de la carrera.

Comenzamos la primera parte etapa de bici totalmente recuperados, nuestra asistencia nos había dejado rica comida, hasta cañoncitos de dulce de leche!! Y siempre al cambiar de disciplina, uno se pone contento porque es una etapa más a vencer.

Fueron doce horas prácticamente sin parar, por caminos de ripio, senderos muy angostos, ríos secos, subidas y bajadas muy complicadas y como lo hicimos la mayor parte de noche, hubo lugares donde fue difícil encontrar los senderos.

Nuestra meta era llegar al lago Lonthue sin dormir ya que allí teníamos la primera parada obligatoria de cinco horas. Por momentos se hizo difícil la pedaleada, ya que veníamos prácticamente sin dormir, en cuarenta horas habíamos dormido solamente dos y la verdad que hubo momentos en que pedaleábamos medio dormidos.

Que bueno fue llegar al campamento!! Encontrarnos con nuestras familias y DORMIR!!!!

Para mi lo mejor de correr esta carrera con asistencia era el contacto con la familia, poder estar aunque sea un rato con ellos, los mimos y unos buenos abrazos, te daban fuerzas para irte contento. La siguiente etapa era trekking

Cuatro horas de una dura subida tuvieron su premio, llegar a la cima del Malo fue increíble, una de las vistas mas lindas de la carrera, el Lanín, el Mocho y varios volcanes de Chile fueron la excusa para sentarnos un ratito a descansar y disfrutar del maravilloso paisaje y comer unos buenos sandwiches.

Nos esperaba una dura bajada por lugares muy difíciles así que el descanso fue cortito. La caminata por los filos fue muy linda con muchísimo viento tanto que por momentos nos teníamos que sostener para no caernos. Era el atardecer y sabíamos que lo que nos esperaba era muy difícil así que bajamos lo más rápido que pudimos. Pero como era de esperar nos agarro la noche en un lugar muy difícil especialmente para navegar. A pesar de eso seguimos caminando guiados por Esteban que es buenísimo orientándose, sabe mucho y no se equivoca. Fue un trekking son solo muy largo sino muy difícil, fue creo que la parte mas dura de la carrera, un viejo sendero entre cañaverales, donde era por momentos realmente imposible pasar, con troncos enormes caídos cortando el camino, que ponían a prueba cualquier mente humana. Lo único que queríamos era salir de ahí. Reconozco que por momentos me agarro claustrofobia. Allí cruzamos a Chile y llegamos hasta la segunda etapa de kayak en el lago Pirihueico. Era una tarde lindísima, mucho calor y el paisaje era espectacular, un lago rodeado de montañas con muchísima vegetación. Hicimos un muy buen tiempo en kayak, solamente tres horas, cuando estábamos llegando veíamos el volcán Mocho frente nuestro, esa era la próxima etapa de trekking.

La llegada al PC fue emocionante, estaban todos esperándonos, y nos gritaban desde la costa. Allí teníamos la segunda parada obligatoria de 5 horas

Nos acercamos a nuestro campamento y si tengo que darle un puntaje a nuestra asistencia, sin duda es un 10, nos esperaban con la mesa puesta, una picada espectacular, pan fresco, fruta fresca, bebidas, y unos brownies espectaculares!! y todo el material de recargo organizado, Power gels, Power bars, Gatorade en polvo en bolsitas, golosinas, chocolates, vitaminas, toallitas húmedas y ropa de recambio limpia, hasta nos habían lavado las medias. Impresionante, éramos la envidia de todos y hubo varios equipos que los querían contratar para otras carreras.

Después de la picadita y un descanso relatando las ultimas horas, nos tiramos a dormir hasta las 12 de la noche. Cuando nos despertamos teníamos unos ricos fideos esperándonos. Revisamos nuestros pies ya que nos esperaban muchas horas de trekking, nos pusimos curitas donde teníamos ampollas y cargamos todo el equipo de montaña, arnés para la etapa de cuerdas y grampones para el Mocho.

Decidimos salir junto al equipo Aluminé, ya que el sendero era muy difícil de encontrar y entre dos equipos supuestamente sería mas fácil.

Después de la ya clásica despedida con abrazos, besos y agradecimientos por como nos malcriaban, salimos junto con Alumine de Río Negro, etapa de cuerdas. Efectivamente era un sendero muy difícil y nos costo varias horas encontrarlo, lo bueno de compartir tramos con otros equipos es que te vas conociendo y podes ir charlando.

La parte de las cuerdas fue realmente espectacular y muy impresionante para los que temen a las alturas, tres tirolesas de 150 mts ubicadas a más de 50 metros de altura, con bastante dificultad, varios equipos tuvieron que ser rescatados, esta disciplina te quitaba toda la fuerza que te había quedado al cuarto día de carrera, fue agotadora, especialmente para los brazos.

Fue sin lugar a dudas una experiencia increíble, y si no hubiese sido por la carrera jamás lo hubiésemos podido hacer.

Terminadas las cuerdas partimos rumbo al Mocho.

Luego de varias horas de caminata llegar a la cima fue maravilloso, era la primera cumbre de Angie y de Pedro, por eso seguramente ocupará un lugar muy especial en sus corazones

La vista era espectacular, se veían todas las cimas de los volcanes nevados, y la cordillera en todo su esplendor, los lagos chilenos y las montañas, el sol estaba bajando y los distintos colores creaban un paisaje increíble, podría decir que fue uno de los atardeceres mas lindo que vi en mi vida. Angie me abrazo y me dijo” gracias por haber hecho posible que estemos acá!!

Que mas podía pedir en ese momento…. estaba feliz!! Participando de una de las carreras mas duras del mundo, compartiéndola con mi hija, que ella también estaba feliz porque estaba su novio, en uno de los paisajes mas lindos que había visto, en un atardecer maravilloso, y con respecto al equipo, los cuatro nos llevábamos bárbaro, la carrera perfecta y el mejor equipo de asistencia!!

En la bajada nos juntamos cinco equipos, fue muy divertido, cada uno charlaba con alguien, intercambiando anécdotas de esta y de otras carreras, conociéndonos un poco. Otra de las cosas lindas de estas carreras, conocer gente con la que compartimos el mismo amor al deporte.

Nos equivocamos todos de sendero y decidimos esperar a que amanezca para encontrar unos famosos postes de esqui que claramente se vieron en la mañana. Llegamos al PC con asistencia al mediodía los cinco equipos juntos.

Allí estaban todos esperándonos, como siempre lo hacían, la infaltable picadita, el pan fresco, fruta y un premio espectacular: grosellas con crema batida por Nicole, la hermana de Pedro, para el postre, INCREÍBLE!!! Cada vez que estábamos con nuestra asistencia no parábamos de agradecerles todo lo que nos atendían y malcriaban.

La siguiente etapa fue una de las mas divertidas, casi al final de la bici nos juntamos con los equipos de Venezuela y Alumine y decidimos terminar juntos la etapa. Se formo un grupo muy divertido, íbamos cantando e inventando cantitos tipos los del ejercito y cada uno inventaba estrofas, creo que eso nos hizo mucho mas llevaderas las ultimas horas porque el sueño y el cansancio se hacían notar.

Cuando vimos las luces del PC nos pusimos a gritar y a cantar la canción que habíamos inventado de la carrera y según la gente de la organización y nuestra asistencia parecíamos mas un grupo de egresados que 3 equipos en la parte final de carrera.

Es increíble como una buena compañía te hace levantar los ánimos y hacer mucho mas llevadera una parte difícil

Era nuestro último PC con asistencia, la última parada obligatoria o sea que estábamos mas que contentos, Cuando Solcito nos vio vino corriendo a decirnos que tenia una sorpresa, nos había preparado un fogón buenísimo que venia bárbaro para calentarnos, eran las 11 de la noche y hacia muchísimo frío.

A las 6 de la mañana se abría el río y allí comenzaba el tercer y último tramo de kayak, la última etapa de la carrera. Fuimos saliendo todos los equipos y a pesar de que los planes eran ir los 3 equipos juntos, es muy difícil en el agua mantener el mismo ritmo, así que de a poco nos fuimos separando.

El río era larguísimo, 60 kms interminables que se hacían mas llevaderos porque el paisaje era muy lindo y la típica vegetación de la selva Valdiviana nos iba distrayendo.

Durante estas horas fuimos reviviendo la carrera y recordando todos los momentos, y básicamente estábamos felices porque ya llegábamos.

3 kilómetros antes de la llegada estaban los chicos del equipo Alumine, esperándonos para terminar la carrera juntos. Fue muy lindo remar con ellos esos kilómetros finales y maravilloso su gesto de esperarnos, eso demuestra su increíble espíritu deportivo

De pronto a lo lejos vimos la llegada y escuchamos la música a todo volumen que ponían cada vez que llegaba un equipo. Fue tan emocionante!!!!! Los cuatro kayaks remando juntos, todos sonrientes con la enorme satisfacción de haber podido superar todas las etapas y de finalizar una de las pruebas más duras el “Desafío de los Volcanes”

Tanta emoción es difícil describirla, abrazos, lagrimas, alegría, felicidad, nos miramos con Angie y nos dimos un abrazo interminable y no podíamos parar de llorar. Terminar esa carrera significaba mucho para nosotras dos, solo nosotras sabíamos que podíamos lograrlo y tuvimos que enfrentar muchos comentarios negativos y finalmente si lo logramos!!!!!!

Y nuestro equipo de asistentes Cata, Sol, Mariu, Pedro y Nicole, que sin ellos hubiera sido muy difícil terminar la carrera, estaban allí esperándonos como siempre pero esta vez con la enorme satisfacción de haber sido una parte muy importante en nuestro equipo y de saber que pusieron todo de su parte para que nuestra carrera fuese un éxito. Porque aunque llegamos en la posición 25, para nosotros fue un éxito el haber llegado y lo festejamos como si hubiésemos ganado la carrera. En esos momentos siempre recordamos a nuestros sponsors, Banco Francés, Rincón Club, Salomón, Ansilta, Power bar y Gatorade que sin su enorme ayuda nos hubiera sido imposible participar en esta carrera.

Subir al podio con el equipo de Alumine fue el broche final que siempre nos va a hacer recordar el significado de estas carreras, el trabajo en equipo y poder compartirla con gente de todo el país

Estas carreras eran muy especiales, nada mas que pensar lo que uno tiene que recorrer, ya parece imposible, ponen a prueba la resistencia humana, seis días casi sin darle descanso al cuerpo, durmiendo muy poco, viviendo situaciones extremas., sin embargo lo pudimos hacer.

Fue la primer carrera de aventura de Angie y de Pedro y a pesar que muchos nos dijeron que era una locura que esa sea su primer carrera, yo estaba segura que lo podían hacer, soy una convencida que si uno se propone algo y se mentaliza que lo puede hacer, lo hace.

La organización fue excelente no solo por el recorrido que era maravilloso, sino porque organizar carreras de esta magnitud requiere de muchísimas horas de preparación y de mucha logística y por supuesto estar durante todos esos días casi sin dormir siempre solucionando cualquier problema que surgiera y cuidando a los corredores para que todo salga 10 puntos

VIDEO 1ER CAPITULO CARRERA    

 

Be Sociable, Share!

4 thoughts on “Historias de carreras. Así viví el Desafío de los Volcanes”

  1. I’m impressed, I have to admit. Genuinely rarely should i encounter a weblog that’s both educative and entertaining, and let me tell you, you may have hit the nail about the head. Your idea is outstanding; the problem is an element that insufficient persons are speaking intelligently about. I am delighted we came across this during my look for something with this.

  2. Hello. Just wanted to share with you the best of Europes festivals over the past few months. We have visited most of these in the past and I can assure you that they are great fun. Find time to relish in life and attend some of these this year. Looking forward to some more interesting posts on the Marina de Bolnuevo blog (www.marinedebolnuevo.co.uk). Have a great day.

  3. Welcome. Just wanted to share with you the best of Europes festivals over the past year. I have visited most of these in the past and I can assure you that they are brilliant. Find time to enjoy life and attend some of these this year. Looking forward to some more interesting posts on the Marina de Bolnuevo blog (www.marinedebolnuevo.co.uk). Have a great day.

Leave a Reply

Your email address will not be published.