Estas embarazada? Preparate para una buena lactancia


Todas sabemos que no hay nada mejor que la leche materna para alimentar a un bebé

Yo por suerte pude darle de mamar a mis tres hijas hasta su primer año de vida.

Confieso que cuando nació mi primera hija Catalina, no todo fue fácil, pero estaba tan segura que quería darle de mamar por lo menos hasta el primer año, que hice todo lo posible para informarme y tener buena leche. Leí todos los libros que pude sobre amamantamiento, tenía sobre mi mesa de luz “El arte de amamantar a tu hijo” escrito por mi pediatra Carlos Beccar Varela y cada duda que tenia, que fueron muchas, acudía a su libro o a él para pedir rescate.

Pero creo que lo más importante fue que yo estaba tan convencida que le iba a dar de mamar mucho tiempo, que no existía en mi cabeza la posibilidad de darle mamadera.

Cata nació muy grande peso 4.150 kgs. y yo aconsejada por mi pediatra, pedí en el sanatorio que no le dieran nada de formula como complemento. Por supuesto en los primeros días un bebe tan grande y alimentado solo a teta, pierde más peso y esto es muy normal. Pero muy bien asesorada por Beccar Varela, logré finalmente que Cata recupere su peso y engorde.

Fueron casi 2 meses de darle la teta como máximo cada dos horas, si pasaba este tiempo y estaba dormida, la tenía que despertar y darle de mamar. Esta rutina se repetía de día y de noche, imagínense mi estado, jajaja, pero fue fundamental para que empezara a producir la leche que ella necesitaba.

Por supuesto que además del cansancio también tenía que luchar  contra algo muy común que les pasa a las mamas que dan de mamar. Lamentablemente es muy común que hasta que todo se regularice, sin quererlo, la gente que te rodea empieza a bajonearte y a decirte: pero esta beba no engorda, tu leche no debe ser buena, ayyy como bajo de peso debe ser que no le alcanza tu leche, porqué le das de mamar tan seguido, tenés que darle complemento, etc etc, etc, etc, etc, etc. Todos comentarios que sin maldad, te hacen muy mal como madre porque tanto te lo dicen que pensas que realmente tu leche no sirve, que sos una mala madre y es ahí donde muchas mamas cometen el error de hacerles caso y les dan complemento.

La lactancia funciona así, cuanto más les damos de mamar, más leche producimos, si una mamada la cambiamos por suplemento, dejamos de producir la leche para esa mamada y así vamos produciendo menos leche.

Yo hablo siempre por mi experiencia de 3 años de amamantamiento. Tuve 3 bebas con distintos pesos: 4.150, 3.800 y 2.970 y nunca les di complemento, es más, no tengo ni idea como se prepara una mamadera. Mis hijas nunca tomaron mamadera con leche o con formula.

Pero sacando mi experiencia personal quiero contarles porque es tan bueno dar de mamar y realmente vale la pena cualquier sacrificio para poder hacerlo

Tiene muchísimos beneficios para el bebé.

La leche materna tiene el balance ideal de proteínas, vitaminas, minerales, grasas y carbohidratos. Ayuda a proteger al bebé contra las infecciones, las alergias, la diarrea, el asma, los cólicos y a ser obesos. También promueve el desarrollo de la mente y el cuerpo del bebé

El bebé amamantado asimila mejor las grasas y proteínas de la leche materna que las de la formula.

El calostro, que es la sustancia amarilla y espesa que empieza a salir después del parto y es con lo que se alimenta el bebe durante los primeros días hasta que empieza a salir la leche, promueve el desarrollo y funcionamiento del sistema digestivo del recién nacido.

Según un estudio realizado en Londres por un grupo de científicos señalaron que los bebés amamantados son menos propensos a convertirse en niños con problemas de conducta, comparado con aquellos chicos que reciben fórmula láctea. Los investigadores dijeron que una posible explicación de los resultados es que la leche materna contiene grandes cantidades de ácidos grasos poliinsaturados, factores de crecimiento y hormonas que son importantes para el desarrollo del sistema nervioso y el cerebro.

La lactancia también tiene muchísimos beneficios para la mama.

Aquí les cuento algunos: es súper práctico limpio y simple.

Cuando el bebé tiene hambre, estés donde estés, sacas la teta y ya esta lista y con la temperatura ideal. Hoy en día es mucho más común ver a las mamas dando la teta en cualquier lado, solo basta llevar un genero para taparse un poco.

No tenés que preparar la mamadera, llevar la formula, calentar la leche, lavar la mamadera, etc.

Es muchísimo más barato, imaginate la plata que ahorras en formula!!

Además tiene muchos beneficios a nivel salud, al dar de mamar se libera la hormona oxitocina que estimula la contracción del útero ayudando que vuelva a su tamaño normal.

Mientras das de mamar no viene la menstruación, algunos dicen que es un anticonceptivo natural, pero ojo porque conozco varios casos de mujeres que se embarazaron dando de mamar.

Las madres lactantes corren menos riesgo de desarrollar cáncer de pecho. Ayuda a bajar de peso más rápido y lo más importante es que crea un vínculo maravilloso entre mamá y bebé.

La leche materna es el alimento perfecto de la naturaleza para los bebés. Contiene los nutrientes correctos, en las cantidades correctas, para nutrir totalmente al bebé.

Por eso si sos primeriza y querés darle de mamar a tu bebe, tenés que informarte antes del nacimiento y tomar todos recaudos necesarios para tener una buena lactancia.

Si tenés amigas que dieron de mamar pediles todos los consejos necesarios, preguntale a tu medico y lee todos los artículos y libros que puedas para estar muy bien preparada.

este es  un sitio con muy buena información: ttp://womenshealth.gov/espanol/publicaciones/lactancia.pdf

libro: El arte de amamantar  de Carlos Beccar Varela

foto: facildedigerir.com

Be Sociable, Share!